PP y UPN rechazan en el Congreso subir el Salario Mínimo Interprofesional a partir de 2016

– El grupo catalán cree que ya es hora de acabar con la desigualdad
– El PP defiende la moderación salarial pactada entre Gobierno, empresas y sindicatos
– Todos los partidos de la oposición excepto UPN votaron a favor de la propuesta

El Congreso de los Diputados, la pasada semana, rechazó una propuesta del grupo catalán que pide al Gobierno que suba el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2015 es de 648,6 euros mensuales (9.080,4 euros al año). Fue con los votos del Partido Popular y una única abstención, la de Carlos Salvador (UPN).

Acción de Oficina Precaria contra los trabajos precarios en el IX Foro de Empleo “3U” en Madrid

Acción de Oficina Precaria contra los trabajos precarios en el IX Foro de Empleo “3U” en Madrid. Foto: http://bit.ly/1jPUzll

La proposición no de ley, que incorporaba una enmienda de Izquierda Plural, señalaba la preocupación por el “grave aumento de las desigualdades” y la disminución de las rentas salariales en el PIB. Así, solicitaba que el Gobierno acuerde con sindicatos y empresarios una subida del SMI para 2016, y con las comunidades autónomas un calendario de aumento progresivo en cuatro años para cumplir con la Carta Social Europea que firmó España.

Como se puede ver en el pantallazo de la votación (si se clica se va al hemiciclo interactivo), todos los partidos excepto PP y UPN votaron a favor de la propuesta. Había 23 diputados ausentes.

Votación de la proposición no de ley sobre el Salario Mínimo Interprofesional

Votación de la proposición no de ley sobre el Salario Mínimo Interprofesional. Imagen: Qué hacen los diputados

Macias asegura en la propuesta que incrementar el salario mínimo “no tiene una incidencia significativa sobre el empleo y sobre la creación del mismo y sí en cambio, permite avanzar en la reducción de la desigualdad, en la lucha contra la pobreza y contra la precariedad laboral”.

El firmante, Pere Macias, afirma que entiende que la congelación de este sueldo de 2011 y los recortes en los presupuestos públicos respondían “a una situación de emergencia y de crisis”. Sin embargo, critica que el coste de la crisis económica se ha repartido “de forma desigual e injusta” y que esta situación “no puede mantenerse en el tiempo de forma indefinida”.

Según afirma Pere Macias, el actual Salario Mínimo Interprofesional ha permitido llevar a cabo:

– Una moderación salarial.
– Mejora de la competitividad a corto plazo de sectores intensivos en trabajo.

Ha conllevado, según describe:

– Pérdida del poder adquisitivo de las personas.
– Desinterés por la inversión a medio y largo plazo en sectores más innovadores y de mayor valor añadido.
– Limitación de las posibilidades de consumo y demanda interna.
– Limitación de las posibilidades de recuperación económica.
– Un incremento de la pobreza y de la desigualdad.
– El sueldo de muchos trabajadores sigue la pauta del SMI, en empleados no cualificados y en personas con elevada formación (estos últimos, aún haciendo trabajos especializados reciben salarios bajos).

Así, Macias insta al Gobierno a fijarse en los países del entorno “más prósperos y con menos desigualdades”, que dedican elevados presupuestos a educación “para estar en sectores con elevado valor añadido”. A su juicio, situarse en este grupo de países “exige pagar salarios más altos y tener un SMI elevado“.

Salario Mínimo Interprofesional de otros países europeos

Salario Mínimo Interprofesional de otros países europeos. Datos: datosmacro.com

También recuerda que España firmó la Carta Social Europea, por la que se comprometió a que el Salario Mínimo Interprofesional aumente hasta que alcance el 60% del salario medio neto.

Los argumentos del PP para rechazar subir el salario mínimo

Por el Partido Popular argumentó el diputado Antonio Gallego Burgos, quien en su intervención sobre la propuesta defendió el rechazo con los siguientes argumentos:

– La Carta Social Europea recomienda, pero no obliga a subir el SMI.
– El Salario Mínimo Interprofesional afecta, según dijo, a 150.000 personas en España y subrayó que “no llegan ni al 1% de los 17 millones de cotizantes de nuestro país” (esta cifra no coincide con la Encuesta Anual de Estructura Salarial del INE, que apunta a que hay más trabajadores con sueldo menor o igual al SMI).
– Se “violentaría” la moderación salarial pactada entre Gobierno, patronal y sindicatos durante los últimos años.
– Si se encareciera “el coste de la mano de obra” no se contrataría a más personas.
– El objetivo es reducir el paro y España no está en la fase de subir el salario mínimo interprofesional 300 euros.
– Para subir el SMI hay que comprobar antes la productividad, el coste de la vida y la inflación.
– Las empresas tratarían de reducir la jornada laboral y querrían “reducir el salario a las categorías laborales de mayor rango”.
– Subir el SMI probablemente no incentivaría a los jóvenes a seguir formándose.

Con estos argumentos, Antonio Gallego se despidió como parlamentario tras pasar ocho años en un escaño del PP.

Iniciativas e intervenciones, Votaciones

Deja un comentario