Los datos parlamentarios siguen atrapados en PDF y actas oficiales

– La organización checa KohoVolit ha hecho un análisis global de parlamentos
– Un 31% de 283 parlamentos analizados publica algunas votaciones
– Los formatos predominantes son PDF y HTML, falta más uso de formatos abiertos
– Artículo adaptado de un post de Kamil Gregor en el blog de OpeningParliament

Un analista de datos de la organización checa KohoVolit y de la Universidad Masaryk de Brno, Kamil Gregor, ha recopilado información de cómo se ofrecen los datos de las votaciones en pleno de los parlamentos del mundo, así como la aportación en cuanto a a apertura de estos datos de las organizaciones de monitorización parlamentaria (PMO).

Votaciones en el Parlamento sueco

Votaciones en el Parlamento sueco. Foto: @Sverigesriksdag

La muestra incluye 283 cámaras legislativas de 200 jurisdicciones, la mayoría miembros de la ONU y de territorios como Taiwan o Hong Kong (OpenDoc de la muestra).

Hay dos estados nacionales incluidos que ya no existen, pero las votaciones aún están disponibles: Checoslovaquia (1991-1992) y la cuarta República francesa (1946-1958).

Solo el 31% de los parlamentos publica datos de votaciones

El gráfico que sigue muestra que todavía relativamente raro saber lo que votan los diputados. Solo 90 parlamentos (un 31% del total) publican al menos algunos resultados de sus votaciones plenarias.

Asimismo, muchos de estas cámaras publican los resultados de muy pocos votos. Por ejemplo, en el Bundestaag alemán se registran cerca de 20 votaciones al año, mientras que en el Parlamento checoalcanzan las 2.000 votaciones, que se registran por defecto.

La transparencia de las votaciones es generalmente menor en África y Asia y en los países no democráticos. Pero incluso en algunas democracias tradicionales, casi no hay datos de votos, por ejemplo en Austria, Francia, Nueva Zelanda o los Países Bajos.

Publicación de las votaciones

Publicación de las votaciones. Autor: Kamil Gregor

HTML y PDF: los formatos mayoritarios

El siguiente gráfico muestra la distribución, por cámaras legislativas, de los formatos en los que se publican los resultados de las votaciones.

Los formatos son cruciales porque determinan si los resultados de los votos se pueden encontrar fácilmente y si pueden ser reutilizados por medios de comunicación, PMO y académicos, entre otros. Los formatos se han ordenado desde el formato más cerrado (fotos) hasta los más abiertos, que son datos estructurados en XML, JSON, etc.

Algunos parlmentos proporcionan datos en múltiples formatos, como dos tipos de PDF, por ejemplo. Es mucho más fácil extraer datos de los llamados archivos PDF nativos que de los documentos escaneados.

Tipo de publicación por formato y por tipo de votación.

Tipo de publicación por formato y por tipo de votación. Gráfico: Kamil Gregor

En muchos casos, los resultados de las votaciones se reportan en notas, actas o transcripciones de las sesiones plenarias, lo que reduce en gran medida la facilidad para usar los datos: en muchos casos deben encontrarse de forma manual y a veces es casi imposible de extraer sistemáticamente resultados de la votación de estos documentos.

En el caso de España las votaciones de las comisiones se incluyen en los diarios de sesiones y por resultado, sin especificar qué diputados han votado ni lo que se ha votado por grupo parlamentario].

En la mayoría de las cámaras legislativas analizadas, sin embargo, los resultados de la votación se publican por separado de las actas.

Lugar y formato en el que se publican los resultados de las votaciones

Lugar y formato en el que se publican los resultados de las votaciones. Gráfico: Kamil Gregor

Facilidades para reutilizar los datos

Muy pocos parlamentos facilitan una API descargable (Interfaz de programación de aplicaciones). Algunos ejemplos:

Uno de los parlamentos más abiertos (si no el que más) es el Riksdag sueco, que tiene una API con datasets en HTML, CSV, XML, JSON y formatos SQL.

También tienen API Noruega, Suiza y Georgia (en este último caso la organización NDI ayuda a su desarrollo).

– El Parlamento checo tiene ficheros CSV agregados por periodo parlamentario.
– El Parlamento brasileño tiene ficheros DBF agregados por periodo parlamentario.
– El Parlamento español tiene ficheros XML agregados por sesión.
– El Parlamento búlgaro tiene ficheros XLS agregados por sesión.
– El Parlamento suizo permite a los usuarios exportar múltiples votos a ficheros CSV o XML, aunque el número de votos exportable está muy limitado.

Transparencia, Votaciones

Deja un comentario