Las peticiones ciudadanas solo son un número para el Congreso

– Desde febrero de 2012 el Congreso ha contestado el 30% de las peticiones ciudadanas presentadas ante la cámara
– Para los ciudadanos solo es posible conocer una estadística, no el contenido de las preguntas ni su calendario de tramitación
– Hemos reunido ejemplos de otros parlamentos que publican el contenido de las preguntas e incluso permiten que los ciudadanos acudan a la comisión a explicar sus preocupaciones 

La comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados es un órgano casi testimonial de cara al ciudadano. Su actividad, como se puede comprobar en un PDF publicado en la web del Congreso, se resume en una estadística en número con el número de peticiones presentadas y contestadas.

Es decir, es imposible saber qué preguntan los ciudadanos que se dirigen a la comisión de Peticiones. Tan solo conocemos que a 4 de febrero de 2014 habían llegado 2.244 cuestiones, de las cuales un 24% (553) son preguntas repetidas y habían contestado un 30% (675) del total de peticiones.

Miembros de la plataforma "El Bergantes no se toca" en la comisión de Comparecencias y Peticiones de las Cortes de Aragón

Miembros de la plataforma “El Bergantes no se toca” en la comisión de Comparecencias y Peticiones de las Cortes de Aragón. Foto: Cortes de Aragón/Flickr

Esta comisión es una de las que cuentan con menos recursos humanos: la componen solo siete diputados, mientras que la media es de 45 parlamentarios por comisión.

Como tantas otras cuestiones que conciernen al Congreso, debido a la rigidez de sus normas u otras razones que se nos escapan, solo es posible saber qué van preguntando algunos ciudadanos a través de la prensa o porque lo cuentan a iniciativa propia.

El derecho de petición es un derecho fundamental en España que se puede ejercer de forma individual o colectiva y que está recogido en el artículo 29 de la Constitución, desarrollado en la Ley Orgánica 4/2001 y regulado en el Congreso en el artículo 49 del reglamento.

Aunque la ley de 2001 contempla que los ciudadanos pueden preguntar a través de cualquier medio “incluso de carácter electrónico”, el Congreso recoge: “La presentación de las peticiones puede hacerse de forma directa, en persona o a través de terceros, en el horario de Registro General de la Cámara (BOCG Congreso, serie D, núm. 1, de 12/04/2000) o mediante su remisión por correo.

Desconocemos si se puede enviar una petición por mail ya que no hemos encontrado ningún apartado que explique el derecho de petición en la web del Congreso, aparte del reglamento.

El informe de la comisión es inaccesible para los ciudadanos

La comisión de Peticiones del Congreso elabora un informe con el resumen de peticiones que se van estudiando, pero tampoco es accesible a través de la web de la cámara.

De nuevo, es la prensa la que consigue dicho documento y la que puede hacer un resumen de los asuntos más tratados, como muestra esta noticia de Europa Press que cuenta que el Parlamento recibió una remesa de peticiones para “acabar con los ‘privilegios” de los diputados o esta otra noticia que reflejaba que se pedía derogar, en 20 peticiones, la reforma del artículo 135.3 de la Constitución pactada por PP y PSOE en 2011.

Buenas prácticas en otras comisiones de Peticiones

Uno de los mejores ejemplos en lo que a comisiones de Peticiones se refiere, a nuestro parecer, es el del Parlamento de Cataluña.

En su apartado de e-peticions recoge detalladamente cómo se puede presentar una petición vía web y especifica que se pueden plantear cuestiones de manera pública o privada. Eso sí, el Parlamento, “se reserva la potestad de tramitar como petición privada una petición para la que se ha solicitado el carácter público”, por “razón de la naturaleza de la petición”.

Así, encontramos en su web no solo el titular de la petición, sino la introducción, comentarios y preguntas realizadas, así como la tramitación de la petición y cómo se ha tratado en la comisión, ya que aparece la transcripción de los trabajos del órgano.

Las Cortes de Aragón brindan a la ciudadanía la oportunidad de acudir a la comisión de Comparecencias y Peticiones para exponer preocupaciones, problemas, su trabajo en caso de ser una asociación y presentar informes, entre otros.

En este sentido, no solo se cuelga el vídeo de la comparecencia y una nota de prensa, sino una completa documentación de los antecedentes parlamentarios de la cuestión tratada -tanto en las Cortes de Aragón como en las Cortes Generales y en la Unión Europea-, la documentación aportada por la asociación, noticias, estudios, etc.

Por parte de las Cortes Generales, el Senado informa en su web sobre el derecho de petición, que está regulado en los artículos 77 de la Constitución y del 192 al 195 del Reglamento del Senado.

La cámara alta tiene habilitado un formulario muy sencillo, en el que únicamente hay que identificarse con nombre y apellidos (no hay que adjuntar DNI, firma electrónica o trámites más complicados), correo electrónico y texto de la petición. El “pero” está en que una vez completado el formulario, hay que imprimirlo, firmarlo y entregarlo de forma presencial ante el Registro General del Senado o remitido por correo ordinario.

Aunque no se pueden consultar las peticiones en tramitación, el Senado publica informes semestrales con las cuestiones que plantean los ciudadanos.

De momento hay tres disponibles, dos de 2012 y uno de 2013. En este último encontramos 34 respuestas a ciudadanos, que tratan desde temas personales hasta solicitudes de ayuntamientos y asociaciones.

Por ejemplo, un padre pidió al Senado que mediara porque le denegaron una beca a su hijo; el Movimiento Demócrata Cristiano Verdad Venezuela hizo una petición relacionada con la situación de ” irregularidad electoral” de la candidatura de Nicolás Maduro a presidente de Venezuela; la Asociación Progresista de Armilla (Granada) pide la reprobación del senador y alcalde de Armilla Antonio Ayllón por prohibir grabar los plenos del ayuntamiento.

En un próximo artículo ahondaremos en lo que representa el derecho de petición para algunos ciudadanos que lo han ejercido.

Enlaces relacionados

Ciudadanía, Comisiones

,

3 Responses to "Las peticiones ciudadanas solo son un número para el Congreso"

Deja un comentario