La letra pequeña de la Ley de Seguridad Ciudadana

La Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como #LeyMordaza, que entró en el Congreso en julio de este año, se debatió hace casi tres semanas por las nueve enmiendas de devolución que presentó la oposición.

Miembros de 15M Prosperidad en un gesto contra la Ley Mordaza

Miembros de 15M Prosperidad en un gesto contra la Ley Mordaza. Foto: No Somos Delito

Es decir, los grupos parlamentarios en bloque (excepto PP, UPN y FAC) pidieron que se retirara una ley que se considera “represora de los derechos y libertades” y que intenta reprimir las protestas ciudadanas.

Esas peticiones para echar marcha atrás a la ley recibieron 182 votos en contra del PP, UPN y FAC y 144 votos a favor (hubo 24 ausencias).

Votación a las enmiendas de devolución de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Votación a las enmiendas de devolución de la Ley de Seguridad Ciudadana. Imagen: Qué hacen

Ahora la ley se encuentra en la Comisión de Interior y está pendiente de debatir las enmiendas a los artículos, cuyo plazo de presentación se cerró el pasado 21 de octubre

Desgraciadamente, estas enmiendas solo se pueden ir conociendo porque las publican los partidos (como el PNV), pero en el caso del PP -que son las enmiendas que seguramente se acabarán aprobando ya que tiene mayoría absoluta-, solo se conocen a través de filtraciones a los medios de comunicación, ya que todavía no aparecen en la web del Congreso debido al funcionamiento interno de la Cámara, que así lo prescribe.

La plataforma No Somos Delito llevó a cabo en julio un análisis del texto inicial presentado. Un contenido que seguramente cambiará por las enmiendas que se han presentado en el Congreso y las que se presentarán en el Senado.

1. Obligación de exhibir el DNI o el NIE cuando lo requieran “la autoridad o sus agentes”. Inclusión de una cláusula abierta que permite a la autoridad obligar a un/a ciudadano/a a detener su circulación, mostrar el documento y esperar a su identificación.

No Somos Delito: La medida injiere en el ejercicio de derechos fundamentales y los supuestos deberían estar mejor detallados. La cláusula arbitraria puede provocar un control y restricción de la libertad de circulación, “inapropiados en un Estado que se señala asimismo como de Derecho”.

2. Identificaciones: se permiten incluso aunque no sea necesario para ejercer las funciones de protección de la seguridad.

NSD: Se incluyen dos supuestos en los que se puede pedir la documentación, “descritos con tal indefinición que permiten actuar a los agentes en cualquier situación”. Basta con que los agentes consideren que existen indicios de que se ha podido participar en cualquier tipo de infracción, constituyendo estos indicios de que se haya podido hacer algo.

Incluye una mención a las personas que utilizan alguna prenda que cubra su rostro para concluir que se les aplica el mismo régimen de identificaciones que al resto de la población. NSD sospecha que el fin es tener libertad para identificar siempre a estas personas.

3. Comprobaciones: se amplían los supuestos en que se autoriza a los agentes a controlar a la población mediante la realización de “comprobaciones”.

NSD: no se sabe a qué se refiere la ley con “comprobaciones”; se permiten para una serie de supuestos indeterminados; los agentes tienen libertad para controlar a las personas en cualquier ocasión, también si creen que pueden portar cualquier cosa o que puede no portarla.

4. Medidas de seguridad extraordinarias: se amplía el listado de medidas que se pueden adoptar. Incluye, como novedad, la prohibición de paso y el depósito de sustancias susceptibles de ser empleadas como explosivos.

NSD: se desconoce cuál es la urgencia que se requiere para que un agente adopte estas medidas, incluso de manera verbal, sin hacer referencia alguna a la necesidad de dictar resolución motivada.

5. Mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana en reuniones y manifestaciones: el artículo se dirige a la disolución de las mismas y no a proteger su celebración, y en este caso, la interpretación de la seguridad ciudadana, que no queda definida, está a expensas de lo que las autoridades consideren como tal. Los agentes deberán avisar a las personas afectadas y puede ser de forma verbal.

NSD: no hay un control del cumplimiento de que los agentes hayan avisado, efectivamente, a los manifestantes.

6. Infracciones muy graves: el número de estas infracciones se ha reducido. Son las que conllevan multas de 301.000 a 600.000 euros. Ya no será infracción muy grave celebrar reuniones o manifestaciones no comunicadas, pero sí en inmediaciones de infraestructuras críticas (como una central eléctrica).

NSD: el catálogo de infraestructuras críticas está clasificado como secreto de Estado y no se puede saber a qué infraestructura hace referencia la ley.

7. Infracciones graves: de 601 a 30.000 euros. Según No Somos Delito, “son un compendio del repertorio de protesta social, plasmando una a una estas acciones y definiendo así una nueva infracción digna de sancionar”, como por ejemplo perturbación del orden en actos a los que asisten “numerosas personas”.

También se propone sancionar las concentraciones frente al Congreso de los Diputados, el Senado o las asambleas legislativas de las CCAA siempre y cuando no se comuniquen previamente e independientemente estén o no los diputados reunidos; negarse o dar datos falsos del DNI; negativa a disolver una manifestación o reunión en lugares de tránsito público, etc.

8. Infracciones leves: de 100 a 600 euros. En este apartado se incluyen manifestaciones y reuniones no comunicadas, correspondiendo su responsabilidad a los promotores; incumplir restricciones de circulación peatonal o itinerario en manifestaciones; injurias o faltas de respeto a los agentes, etc.

El informe completo se puede leer y descargar aquí.

Enmiendas hasta el momento

Algunas enmiendas propuestas por el PP que hemos conocido a traves de medios de comunicación:

Rechazo a las personas que intenten cruzar la frontera de Ceuta y Melilla sin autorización para impedir su entrada ilegal en España, que según SOS Racismo es contraria a la normativa europea.
– Sobre las injurias a agentes, el PP propone que se pueda sancionar por faltar al respeto a un policía aunque el agente no esté relacionado con el dispositivo de seguridad de la manifestación. La intimidación, violencia y amenaza también serán sancionables.
– Multas de hasta 600.000 euros por hacer manifestaciones no comunicadas o intrusiones en las instalaciones de TVE y RNE, ya que se considera que prestan “servicios básicos”.

Algunas aportaciones a la ley:

– De la plataforma del Tercer Sector
– Alegaciones de Greenpeace

Actividad legislativa

,

Deja un comentario