El Congreso rechaza que más de un único grupo parlamentario decida el orden del día de los plenos

La tarde del martes el Pleno del Congreso vivió momentos de tensión. Fue durante el debate de la toma en consideración de una propuesta para reformar el reglamento del PNV y se produjo por ciertos argumentos de diputados de la oposición a los que la diputada del PP, Celia Villalobos, quien presidía la Mesa en ese momento, reprendió y el Pleno se convirtió en una especie de congregación de hooligans.

Momento del debate en que Celia Villalobos represende a Chesús Yuste (CHA).

Momento del debate en que Celia Villalobos represende a Chesús Yuste (CHA). Foto: congreso.es

Como suele ocurrir, la anécdota de Villalobos increpando a PSOE e Izquierda Plural y estos contestando es lo que ha trascendido del “debate” de ayer.

Sin embargo, se estaba tocando uno de los temas que decidirá el funcionamiento de la Cámara, seguramente, durante muchísimos años: la reforma del reglamento del Congreso, estancada desde abril de este año.

El PNV propuso reformar dos artículos del reglamento del Congreso, el 67.1 y el 68.1, que dicen que el orden del día del Pleno lo fija el presidente de acuerdo con la Junta de Portavoces y que el orden del día puede ser alterado si lo propone el presidente, dos grupos parlamentarios o una quinta parte de los miembros de la Cámara.

El PNV proponía en su iniciativa de reforma que un solo grupo, aunque tenga mayoría absoluta, no pueda negar que se incluya un punto en el orden del día a propuesta de otro grupo y que si dos grupos parlamentarios o una quinta parte de la Cámara proponen cambiar el orden del día del Pleno, que el acuerdo sea válido por una mayoría formada “por al menos dos grupos parlamentarios”.

La propuesta se rechazó con 173 votos de PP, FAC y UPN, mientras que PSOE, CiU, UPyD, PNV y Grupo Mixto votaron que sí (141) y no votaron 14 diputados del PP, 6 del PSOE, la Izquierda Plural y un diputado del PNV (los resultados de las votaciones se pueden consultar aquí).

El PP se queda solo en los debates según el PNV

Por el PNV, Esteban Bravo expuso que “últimamente” los grupos parlamentarios se están encontrando “con bastantes discusiones en las que el Grupo Popular se queda solo en Junta de Portavoces y en la Mesa”. Instó a no esperar a la reforma del reglamento, ya que, dijo, “todavía no hay plan de trabajo ni plazos”.

Así, propuso incluir un “principio de pluralidad” y un “contrapeso a esa mayoría que corre el riesgo de utilizarse de forma partidista” y a los intereses políticos concretos “en determinadas circunstancias”.

Por su parte, Montserrat Surroca (CiU) criticó que la Mesa y la Junta de Portavoces, con mayoría del PP, veten iniciativas de la oposición “sistemáticamente para silenciar ciertos debates”. “Es un auténtico despropósito y atropello para la calidad democrática que tendría que imperar siempre en el funcionamiento de esta Cámara, independientemente de las mayorías que la dominaran”, sentenció.

Rajoy solo ha comparecido 3 veces a petición de la oposición en casi 2 años

Los datos los aportó Rosa Díez, la portavoz de UPyD, quien explicó que el Congreso de los Diputados ha registrado 58 peticiones de comparecencia ante el Pleno del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy a lo largo de la legislatura (tal vez pueda haber alguna más). El Grupo Popular ha vetado 47 y el presidente ha comparecido 11 veces, de las cuales 8 han sido a petición propia.

La mayor tensión llegó con la comparecencia de Chesús Yuste (CHA) quien reclamó una reforma del reglamento del Congreso “para corregir los abusos de la mayoría absoluta, para garantizar el trabajo de la oposición parlamentaria y abrir cauces a la participación de la ciudadanía”.

Así, se quejó de que la Mesa haya rechazado una interpelación de Izquierda Plural “sobre el comportamiento del presidente del Gobierno ante el caso Bárcenas” o que no se debatan solicitudes de creación de comisiones de investigación sobre la supuesta financiación irregular del PP, argumento al que se sumó Pablo Martín Peré, del PSOE.

Villalobos reprendió a Yuste por salirse del tema del debate, sin embargo no le molestó que unos minutos antes Joan Tardà (ERC) reclamara una consulta en Cataluña: “La ciudadanía exige un sistema parlamentario que permita a los pueblos decidir libremente su futuro, decidirlo en referéndum y con referéndums vinculantes”.

El PP tacha al PNV de oportunista y partidista

Enrique Martín Rodríguez defendió la postura del PP argumentando que no están en contra de la reforma del Reglamento “si se considera necesario y hay consenso en su reforma”, pero sí están en contra de “propuestas unilaterales, improvisadas, oportunistas, partidistas y fuera de lugar“.

Manifestó que el PNV “intenta modificar algo que se ha venido haciendo así desde hace más de 30 años” y que no es lo mismo “un grupo minoritario que un grupo con mayoría absoluta otorgada por los ciudadanos para que pueda gobernar, escuchando, buscando el consenso con otros grupos, pero sin que tenga que depender de ellos para aplicar las medidas de gobierno que estime de interés para los ciudadanos y para España”.

Martín Rodríguez afirmó que otros parlamentos de Comunidades Autónomas deciden los temas que van al pleno de la misma manera que el Congreso.

Asimismo “regañó” a los diputados de la oposición: “Puedo entender que a los señores diputados de los grupos minoritarios no les guste, les siente mal o incluso que se enfaden porque no prosperen algunas de sus iniciativas (…) en muchos casos por su falta de argumentos o de talento político, pero eso no les da derecho a cuestionar, algunos con evidente hipocresía, la aplicación legítima, legal, normal y habitual de las normas vigentes”.

Puedes leer el debate en este PDF o bien mirar los vídeos del Congreso.

Actividad legislativa, Función de control

,

Deja un comentario