Desempleados en huelga de hambre exigen a los diputados y al Gobierno que luchen contra el paro

Luis Fernández, presidente de Adesorg

Luis Fernández, presidente de Adesorg

Desde hace 50 días la actividad en torno al Congreso de los Diputados no se lleva a cabo sólo dentro del hemiciclo. Ciudadanos que representan a diferentes colectivos están haciendo una huelga de hambre frente a los leones para pedir que se cumplan los derechos de las personas desempleadas, los autónomos y las pequeñas y medianas empresas.

Hemos hablado con Luis Fernández, presidente de Adesorg, la Asociación Nacional de Desempleados, que, junto a otras dos personas se ha “instalado” delante del Parlamento. Dicen que “dentro de la institución están los responsables” y quieren explicarles sus ideas para cambiar la situación de los desempleados y salir de esta profunda crisis.

Fernández explica que el paro no sólo afecta a 5,6 millones de personas, sino también a sus familias. Adesorg calcula que entre una y dos personas de media dependen de cada trabajador: “Estamos hablando de unos 13 millones de personas a las que se les corta el agua, la luz, se las desahucia…”.

Fernández, presidente de una asociación que ya tiene más de 46.000 miembros de toda España, conoce de primera mano infinidad de casos de personas afectadas por la falta de trabajo.

Luis y otro de sus compañeros en huelga de hambre

Luis y otro de sus compañeros en huelga de hambre

A su juicio, no ha habido una gran movilización porque los desempleados son individuos que, “cuando pierden la capacidad de mantener a su familia caen en depresión”, tampoco tienen capacidad de convocatoria y, en muchos casos, no pueden permitirse ni un billete de bus para acudir a las protestas.

Se tratan los datos del paro como una estadística. Somos personas

También defienden a los autónomos y las pymes que han caído con la crisis, muchas pequeñas empresas se han visto obligadas a cerrar por el impago por parte de las administraciones públicas, entre otras razones.

Reunión de los desempleados con el Gobierno infructuosa

El 8 de junio de 2012, los colectivos UNICAES, ADESORG, NA.CE.17M Y Colectivo Mujeres de Transportistas se reunieron con el director General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, Miguel Ángel García Martín, aunque habían solicitado verse con la ministra de Trabajo.

Le explicaron sus exigencias: freno inmediato a los embargos, moratorias fiscales y a las hipotecas, deducción de las cuotas de autónomos, cese de la intervención bancaria ante las deudas fiscales, deducción del 10% del IRPF en lugar del 20% actual, auxilio inmediato de los autónomos arruinados y garantía del derecho a la asistencia de renta básica de todos los ciudadanos desempleados a tenor del artículo 41 de la Constitución Española.

Documentos de información de la campaña ¿Quién me rescata a mí?

Documentos de información de la campaña ¿Quién me rescata a mí?

En esa reunión se sintieron “ninguneados“: “García Martín nos pidió que le enviáramos un mail explicando nuestras reivindicaciones. Ante esa respuesta, la primera medida que surgió fue la huelga de hambre”.

Desempleados desprotegidos

Adesorg pide que el Gobierno empiece a cambiar su política económica, ya que temen que el desgaste y la desesperación lleve a extremos como el saqueo de supermercados, situación que, dicen, ya está ocurriendo y casos que no salen en la foto.

Se presupone que nuestros dirigentes y el presidente Mariano Rajoy, en concreto, tienen que velar por el interés de los ciudadanos. Obviamente no lo están haciendo, ¿y todavía se sienten legítimos?

Sobre los recortes que aprobó el Gobierno el 13 de julio, con medidas como reducir la prestación por desempleo al 50% a los seis meses de estar en el paro, Fernández afirma que si el objetivo es “motivar a las personas para encontrar trabajo”, se trata de un “insulto abierto”.

Hay parados sin ningún ingreso. Si no hay liquidez y no se puede consumir, nos engullimos a nosotros mismos

Sobre la posibilidad de eliminar la ayuda de 420 euros a parados sin prestación, Fernández auguró que no se iba a retirar -la entrevista fue el lunes 13 de abril, el martes Rajoy anunció su prolongación- y sospechaba que se trata de una medida para mejorar la imagen de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez.

El presidente de Adesorg, sin embargo, cierra la entrevista con un mensaje algo más esperanzador. Insta a las personas a “no mirar para otro lado”, y a que intentemos salvar las diferentes situaciones ayudándonos a través del trueque, el intercambio de servicios… cooperación, en suma.

Luis Fernández lleva 50 días en huelga de hambre sobreviviendo a base de zumos, café y bebidas isotónicas. Continuará hasta que el SAMUR diga que peligra su integridad física pero invita a que más personas se sumen y continúen lo que han empezado.

Más información:
Web de Adesorg
Entrevista a Luis Fernández en Canal 33 de Madrid 

Ciudadanía

, , , ,

Deja un comentario